martes, 19 de junio de 2012

Santa Candida Maria


Santa Rosa Duchesne


Santa Rafka


Santa Paulina


Santa Paula Frassinetti


Santa Maria MacKillop


Santa Maria Eugenia de Jesus


Santa Maria Bernarda Bütler


Santa Julia Billiart


Santa Josefina Bakhita



Santa Gemma Galgani



Santa Francesca Xavier Cabrini


Santa Faustina


Santa Emilia Rodat


Santa Edith Stein


Santa Clelia Barbieri


Santa Catalina Volpecielli


Santa Catalina Drexel


Santa Catalina Labouré


Santa Bernadette Soubirous




miércoles, 13 de junio de 2012

Fiesta de la Santa Faz

Jesús dijo a Beata Maria Pierina de Micheli (1890-1945):

"Quiero ser honrado con una fiesta especial el Martes de Carnaval, el Martes antes del Miércoles de Ceniza. La fiesta será precedida por una Novena en la reparación de todos los fieles conmigo, uniéndose a la participación de mi Dolor.”

Videntes de la Santa Faz de Jesús

Jesús habló acerca de su Santa Faz en las apariciones a estas religiosas: 

Santa Gertrudis (1256-1302): 
Santa Matilde (1256-1302): 
Sor Maria de San Pedro (1816-1848): 
Beata Madre Maria Pia Mastena (1881-1951): 
Serva de Dios Maria Concetta Pantusa (1894-1953): 
Beata Maria Pierina de Micheli (1890-1945):

Todo acerca del Santo Rostro de Jesús

Haga clic para leer todo acerca de la Santa Faz de Jesús: 


Mensajes de Nuestra Señora de Lourdes

Las apariciones y mensajes de Nuestra Señora de Lourdes sucedieron en 1858 a Santa Bernardita Soubirous, de 14 años. Su familia era muy pobre y pasaba hambre. Vivían en una mazmorra llena de humedad y moho, porque no tenían casa. Santa Bernardita era una niña muy sencilla y humilde. Ella no sabía hablar francés correctamente, sólo un dialecto de esa región. Las apariciones tuvieron lugar en la gruta de Massabielle, cerca del río Gave, siempre por la mañana a las 6 o 7 horas y durante el Rosario. Vea todas las 18 apariciones y mensajes de Lourdes reportados por Santa Bernadette Soubirous:

Primera aparición, 11 de febrero 1858: Santa Bernardita dice: “Yo fui recoger leña en el bosque cerca del río Gave sale de casa con su hermana Toinette y la amiga Jeanne Baloum. Ella empieza a descalzarse cruzar el río sin mojar los pies y dice: “Yo oí un ruido como un fuerte viento. Vuelví la cabeza, pero los chopos no se movieron. Entonces, seguí descalzándome. De nuevo el ruido del viento. Miré en dirección de la gruta, que se ilumina, y en esta luz se le aparece a una bella Señora que sonríe. Ella tenía un vestido blanco, un velo también blanco, una cinta azul y una rosa amarilla en cada pie. También su Rosario era amarillo. Me quedé sorprendida. Veía siempre a la misma Señora. Metí la mano en el bolsillo donde tenía el Rosario. La Dama tomó el Rosario que sostenía entre sus Manos e hizo la Señal de la Cruz. Me arrodillé y recé el Rosario con la bella Señora. La visión hacía pasar las cuentas de su Rosario sin mover los labios. Al acabar el Rosário, me hizo señas de que me acercara, pero yo no me atreví. Entonces la bella Señora desapareció improvisamente.”

Segunda aparición, 14 de febrero: Santa Bernardita dice: “Antes de salir hacia la gruta me acerqué a la parroquia con un frasquito para tomar un poco de agua bendita. Al llegar al lugar cada una tomó su Rosario y nos arrodillamos para rezarlo. Acababa de terminar la primera decena del Rosario cuando vi a la misma Señora. Inmediatamente comencé a echarle agua bendita diciéndole que, si venía de parte de Dios, se quedara y si no que se fuera. Y me apresuraba a echarle agua. Ella me sonreía e inclinaba la cabeza. Ella no dijo nada y desapareció.”

Tercera aparición, 18 de febrero: Santa Bernardita dice: Una señora ordena a Bernadette que le pregunte el nombre a la figura que se le aparece, y le da papel, pluma y tintero: “¿Tendría la bondad de escribir su nombre?” Ella dice: “No es preciso. Tendrías la bondad de venir aquí durante quince días?” Bernadette dice: “Yo prometo.” La Señora dice: “No prometo te hacer feliz en este mundo, pero sí en el otro.” 

Cuarta aparición, 19 de febrero: Santa Bernardita lleva consigo uma vela durante la aparición. Nuestra Señora no dio mensaje.

Quinta aparición, 20 de febrero: Santa Bernardita dice: "Ella me enseñó, palabra por palabra, una oración sólo para mí." Después de esta aparición, una gran tristeza invadió Bernardita. Santa Bernardita rezó esta oración todos los días de su vida y nunca reveló a nadie.

Sexta aparición, 21 de febrero: Santa Bernardita dice: "Esta Reina misericordioso también me dijo: “Oren por la conversión de los pecadores." Ella repitió estas palabras varias veces."

Séptima aparición, 23 de febrero: Santa Bernardita dice: "Ella me dijo tres secretos y me prohibió de decir a nadie. Ellos son sólo acerca de mí. No son acerca de la Iglesia, ni acerca de Francia, ni acerca del Papa." Bernadette jamás reveló estos secretos.

Octava aparición, 24 de febrero: Nuestra Señora se apareció triste y Santa Bernardita lloró. La niña se arrodilló en la gruta y besó el suelo. Y muy triste y llorando, dijo el mensaje de Nuestra Señora: “¡Penitencia! Penitencia! Penitencia! Oren a Dios por la conversión de los pecadores. Besen la tierra como penitencia por los pecadores.” 

Novena aparición, 25 de febrero: Santa Bernardita dice: "La Señora me dijo: 'Vaya a la fuente, beba agua y lávese en ella.’ Pero, cómo no vi, yo iba a beber en el Gave. Ella hizo un gesto con el dedo para ir a la cueva y me mostró la fuente. Fui, pero yo sólo vi un poco de agua sucia. Cavé la tierra y pude beber. La Señora me dijo: ‘Coma la hierba del mismo lugar.’ Santa Bernardita bebió el agua sucio, comía hierba y su rostro estaba lleno de barro. La gente quedó impresionada y muchos pensaron que la vidente estaba loca. El agua comenzó a fluir con mayor intensidad en la fuente y fluye hasta la fecha y sanó a tantos enfermos. 

Décima aparición, 27 de febrero: La Señora sólo sonríe. Santa Bernardita besa la tierra, va hacia el fondo de la gruta y bebe de nuevo el agua que mana de la tierra.

Undécima aparición, 28 de febrero: Santa Bernardita rezó el Rosario y besó la tierra de nuevo. Muchos de los presentes hicieron lo mismo.
Duodécima aparición, 1 de marzo: Nuestra Señora sonríe y permanece en silencio.

Decimotercera aparición, 2 de marzo: Nuestra Señora dice: “Vaya decir a los sacerdotes que construyan una capilla aquí y vengan en procesión.” 

Decimocuarta aparición, 3 de marzo: Por la mañana, la Señora no se aparece, per la tarde. Bernadita le pregunta su nombre, pero ella no responde, limitándose a sonreír.

Decimoquinta aparición, 4 de marzo: Nuestra Señora no dijo mensaje. Santa Bernardita dice: “Yo estoy triste cuando Aquerò está triste, y sonrío cuando sonríe.” 

Decimosexta aparición, 25 de marzo: Una fuerza interior empuja Bernadette a volver a Massabielle. La Dama se aparece y Bernadita repite la pregunta tres veces: “Señorita, ¿tendría la bondad de decirme quien sois, por favor?” La Señora solo sonrie en silencio, pero Bernadette insiste una cuarta vez. Entonces, la Señora levanta los ojos al cielo y juntando las manos a la altura del pecho le responde: “Yo soy la Inmaculada Concepción.” Estas fueron las últimas palabras que oí de ella. Tenía los ojos azules." 

Decimoséptima aparición, 7 de abril: Durante la visión por un cuarto de hora, Santa Bernadita estaba sosteniendo una vela encendida y tocó en la llama sin darse cuenta, pero queda insensible. Y milagrosamente, no tuvo quemadura. 

Decimoctava aparición, 16 de Julio, Nuestra Señora del Monte Carmelo: La gruta estaba atrincherada con una valla de madera, por el orden de las autoridades. Al atardecer, Bernadita se siente de nuevo llamada a la gruta. Santa Bernardita tuvo la aparición con su tía y algunas amigas en el otro lado del río Gave, antes de la gruta. Ella dijo: "Yo no vi la valla, ni el Gave. Sentí que estaba en la gruta, a la misma distancia de las otras veces. Yo sólo vi a la Virgen. Nunca la vi tan bella!" En esta última aparición, la Virgen también no dijo nada. Ella sólo miró y sonrió con cariño a la pobre niña. Santa Bernardita dijo: "La mi Señora es hermosa, tan hermosa y que no tiene similar. Ella es tan hermosa que, si usted ve una vez, quiere morir para volver a ver. Ella es tan bella que cuando usted ve, no se puede amar nada terreno."

Día dedicado a Santa Faz de Jesús

Esto día es todo Martes. Muchas personas han orado y logrado muchas gracias. Jesus dijo a Maria Pierina de Micheli (1890-1945):

"Quiero que mi Rostro sea honrado de una manera especial en todo Martes."

Mensajes de Nuestra Señora de Montichiari

En Montichiari, Italia, Nuestra Señora se aparició a la enfermera Pierina Gilli, 36 años. Estas apariciones tuvieron muchas curas y señales. 

Primera aparición, 24/11/1946: Pierina dijo: "Yo vi una bonita Señora muy triste, vestida de violeta y con un velo blanco en la cabeza. Tenia tres espadas clavadas en el pecho a la altura del Corazón. Pude ver dos grandes lágrimas bajar de sus ojos y oí su dulce voz que dijo: "Oración, sacrificio y penitencia." 

Visión del infierno: El 1/6/1947, Pierina Gilli vio un mar de fuego con demonios alados en las llamas. Había muchas almas condenadas. Sus rostros y las ropas eran similares a los demonios. Pierina llamó a Jesús y María. Entonces, oyó una voz: "¡Mira, esto es el infierno! El primer grupo de condenados es de las almas de los consagrados, sacerdotes y religiosos, que atraicionaron su vocación, por eso, fueron condenados. El segundo grupo es el de los sacerdotes y religiosos que murieron en pecado mortal. Lo tercero grupo es la formado por los sacerdotes que atraicionaron a Jesús como Judas." Pierina pidió ayuda a Dios. Ella oyó: "Para evitar que las pobres almas entren en el infierno, se debe hacer expiación y muchos sacrificios y penitencias." Pierina fue convidada a sufrir por los sacerdotes y religiosos en este mundo aún en tales situaciones. Ella aceptó. 

Segunda aparición, 13/7/1947: La Virgen se aparició vestida de blanco con bordes dorados y tres rosas en el pecho: una blanca, una roja y otra amarilla. Pero Pierina preguntó: "Por favor, ¿quién es usted?” La Virgen dijo: “Yo soy la Madre de Jesús y la Madre de todo ustedes. Nuestro Señor me envía para establecer una nueva Devoción Mariana en todos los Institutos y Congregaciones religiosas, masculinas y femeninas, y también entre todos los sacerdotes. Prometo a aquellos Institutos religiosos o a Congregaciones que me honraren: que serán protegios por Mí, y tendrán mayor florecimiento de vocaciones y menos vocaciones traicionadas, menos almas que ofendan a Dios con el pecado grave, y gran santidad en sus miembros. Deseo que el día 13 de cada mes sea uno día mariano y que haya preparación con oraciones especiales durante los 12 días precedentes. Tal día tiene que ser de reparación por las ofensas cometidas contra Nuestro Señor por las almas consagradas que con sus culpas hacen penetrar en mi Corazón y en el Corazón de mi Divino Hijo, tres punzantes espadas. En ese día haré bajar sobre los Institutos o Congregaciones religiosas que me hayan honrado, abundancia de gracia y santidad de vocaciones. Deseo que el día 13 julio de cada año sea celebrado en honor de ‘Rosa Mística’ y que en cada Instituto o Congregación haya almas que vivan con gran espíritu de oración, para conseguir que ninguna vocación sea traicionada, reparar las ofensas que recibe Nuestro Señor por las almas consagradas que viven en pecado mortal. Aun deseo que otras almas inmolen totalmente su vida para reparar las traiciones que recibe Nuestro Señor de los sacerdotes que traicionan su vocación. La inmolación de estas almas conseguirá de mi materno Corazón la santificación de estos ministros de Dios y abundancia de gracias sobre sus Congregaciones.” Pierina pidió uno milagro para que todos crean en las apariciones. La Virgen dijo: “Yo no haré ningún milagro externo. El milagro más evidente ocurrirá cuando estas almas consagradas que desde hace tiempo y sobre todo en el período de la guerra se han relajado en el espíritu, hasta traicionar su vocación y atraer con sus graves culpas castigos y persecuciones, como ocurre actualmente contra la Iglesia, dejarán de ofender gravemente a Nuestro Señor y volverán a revivir el primitivo espíritu de los Santos fundadores.” 

Tercera aparición, 22/10/1947: La Virgen se aparició en la Capilla del hospital de Montichiari y dijo: “Mi Divino Hijo ha querido dejar las huellas de su preciosa Sangre para testimoniar cuanto grande es su amor por los hombres, los cuales le corresponden con graves ofensas. Yo me he interpuesto como Mediadora entre los hombres y en particular por las almas religiosas y mi Divino Hijo, que cansado de las ofensas continuamente recibidas, quería ejercer su justicia. ¡Vive de amor!” 

Cuarta aparición, 16/11/1947: en la Catedral de Montichiari: “Nuestro Señor, mi Divino Hijo Jesús está cansado de recibir grandes ofensas de los hombres por los pecados contra la pureza. Él quisiera enviar un diluvio de castigos. Pero He intervenido para que todavía tuviera misericordia una vez más, por lo tanto pido oración y penitencia en reparación de estos pecados. Les pido encarecidamente a los sacerdotes que se ejerciten con caridad en encomendar a los hombres que no cometan pecados más contra la pureza. Yo daré mi gracia a los que reparen estos pecados.” Pierina le preguntó: “¿Y entonces seremos perdonados?”Nuestra Señora dijo: "Sí, solo si no se cometen estos pecados.” 

Quinta aparición, 22/11/1947: Nuestra Señora explicó lo que significa tres grandes espadas: "La primera es la ruina de la vocación sacerdotal o religiosa. La segunda es la vida pecaminosa de muchos sacerdotes y religiosos. La tercera es la traición de los sacerdotes a Jesús como Judas." Pierina preguntó: “¿Qué debemos hacer para cumplir sus deseos de oración y penitencia?” La Virgen dijo: "¡Oración! Penitencia es aceptar las pequeñas cruces diarias y realizar el trabajo cotidiano en espíritu de expiación. El 8 de diciembre alrededor del mediodía vendré otra vez aquí y será la hora de gracia. La hora de gracia será un acontecimiento de numerosas y grandes conversiones, almas totalmente endurecidas en el mal y frías como el mármol, tocados por la divina gracia volverán a ser amantes y fieles a Dios." 

Sexta aparición, 7/12/1947: En esta aparición la Virgen es acompañada por Francisco y Jacinta de Fátima y dijo: "¡Mañana mostraré mi Inmaculado Corazón que es tan poco conocido por los hombres! En Fátima, propagué la consagración a mi Corazón, en Bonate procuré que penetrara en las familias cristianas, aquí en Montichiari, deseo implantar la devoción a Rosa Mística unida a la veneración de mi Inmaculado Corazón, y deseo arraigarla especialmente en los conventos e institutos religiosos, para que las almas consagradas a Dios obtengan aumento de gracia a mi maternal Corazón. Estos son Jacinta y Francisco quienes te acompañarán desde ahora en todos tus contratiempos. Ellos también tuvieron que sufrir a pesar de haber sido mucho mas pequeñitos que tú. Esto es lo que quiero de ti: sencillez y bondad a semejanza de estos niños. Alabado sea el Señor." 

Séptima aparición, 8/12/1947: Nuestra Señora se aparició en una gran escalera todo blanca, larga como de unos quince metros o quizás más, y ancha aproximadamente cinco metros. Los lados fueron adornados por muchas rosas blancas, rojas y amarillas y dijo: “Yo soy la Inmaculada Concepción, Yo soy Maria de la Gracia, Madre del Divino Hijo Jesucristo. Por mí venida a Montichiari deseo ser llamada ‘Rosa Mística’. Deseo que cada año el día 8 de diciembre se practique a mediodía la ‘Hora de Grazia Universal’. Con esta práctica se conseguirán numerosas gracias espirituales y corporales, Nuestro Señor Jesucristo, concede Su más grande misericordia, solo si las personas buenas siempre sigan rezando por sus hermanos pecadores. Sea referido lo más pronto posible al Sumo Padre de la Iglesia Católica, el Papa Pio XII, que deseo que esta hora de Grazia sea conocida y propagada a todo el mundo. Aquellos que no puedan ir a su Iglesia, incluso quedandose en sus casas, al mediodía, rezando, conseguirán de mí las gracias. Quien rogare sobre estas baldosas y derramare lágrimas de arrepentimiento encontrará una escalera segura para conseguir de Mi materno Corazón, protección y gracias. He aquí el Corazón que tanto ama a los hombres, mientras la mayor parte de ellos le corresponden con ultrajes. Cuándo buenos y malos se hayan unidos en la oración, conseguirán de este Corazón misericordia y paz. Por ahora los buenos por medio de Mí han conseguido de Dios la Misericordia que ha detenido un gran flagelo.” Pierina pidió: “Bella Señora, yo le doy gracias. Bendiga a Italia, mi patria, bendiga a todo el mundo especialmente al Santo Padre, a los sacerdotes, religiosos y los pecadores.” La Virgen dijo: “Tengo preparada una sobreabundancia de gracias para todos aquellos hijos que escuchan mi voz y toman a pecho mis deseos.”

Santos devotos de la Santa Faz de Jesús

Santos devotos de la Santa Faz: 

San Cayetano Catanoso, 
San Agustín de Hipona, 
San Jerónimo, San Beda, 
Santa Gertrudis, 
Santa Matilde, 
San Anselmo de Canterbury, 
San Edmund de Canterbury, 
San Buenaventura, 
San Francisco de Asís, 
San Juan María Vianney, 
Santa Teresita del Niño Jesús y de la Santa Faz, 
Santa Teresa de Ávila, 
San Martín de Tours, 
San Luis rey de Francia, 
Santa Catarina Drexel, 
Santa Faustina, 
San Padre Pío, 
San Aníbal, 
Beato Papa Pío IX, 
Beata sor María Pía Mastena, 
Beato Luis Martín, 
Beata Madre Teresa de Calcuta, 
Beato Papa Juan XXIII, 
Sierva de Dios Catarina Doherty.

Mensajes de Nuestra Señora de Pellevoisin

Las apariciones de Nuestra Señora de Pellevoisin, Francia, recibieron la bendición del Papa León XIII en 1877. En 1876, Nuestra Señora se apareció a Estelle Faguette (1843-1929) de 33 años. Estelle estaba muy enferma. En los tres primeras apariciones, el diablo tentó Estelle, pero él huyó de la presencia de la Virgen. Vea todos los mensajes de Nuestra Señora de Pellevoisin: 

Primera aparición, 14/2/1876: De noche, Nuestra Señora se aparició en el cuarto de Estelle vestida de blanco y dijo: "No temas. Tu sabes que eres mi hija. Coraje y paciencia. Mi Hijo tendrá piedad. Tu sufrirás durante cinco días en honor de las Cinco Heridas de mi Hijo. Para el sábado estarás viva o muerta. Si Mi Hijo te permite vivir, quiero que proclames mi Gloria. Coraje! Pero quiero que mantengas tu promesa." Entonces la visión desapareció. 

Segunda aparición, 15/2/1876: Nuestra Señora dijo: "No temas, estoy aquí. Esta vez mi Hijo tuvo piedad. El sábado estarás sanada.” Estelle dijo: "Madre mía, yo no debo morir?” La Virgen dijo: "Ingrata. Si mi Hijo te da vida es porque la necesitas. ¿Que otra cosa más preciosa puede El dar a los habitantes de esta Tierra que la vida? No pienses que estarás libre de sufrimientos. Tu sufrirás y no estarás libre de problemas. Esto da méritos para la vida. Tú has tocado el Corazón de Mi Hijo con tu entrega y paciencia. No pierdas esos frutos haciendo la elección equivocada. ¿No te dije que si El te dejaba vivir, irás difundir la mi Gloria? Aahora mira lo que pasó." 

Tercera aparición, 16/2/1876: Nuestra Señora dijo: "Ten coraje, hija mía! Todo se pasó. Su resignación purificó sus pecados pasados." La Virgen mostró las buenas acciones de Estelle, pero eso seguía siendo en menor cantidad que sus malas acciones y dijo: "Yo soy toda misericordiosa y la Servidora de mi Hijo. Las pocas buenas acciones y plegarias que me ofreciste tocaron mi Corazón Maternal, especialmente esa carta que me escribiste en Septiembre. Lo que más me conmovió fueron las frases: 'Ve la miseria de mis padres, si yo no estoy más aquí, terminarán pidiendo comida en la calle. Recuerda lo que Tu sufriste cuando tu Hijo Jesucristo fue clavado a la Cruz'. Yo mostré esta carta a mi Hijo. Tus padres te necesitan. En el futuro sé fiel a este cometido. No pierdas las gracias que se te fueron dadas y esparce mi gloria por doquier." 

Cuarta aparición, 17/2/1876: Nuestra Señora dijo: "Tu publicarás mi gloria. Haga todo lo esfuerzo posible." 

Quinta aparición, 18/2/1876: Em este día, Estelle fue curada miraculosamente. Nuestra Señora dijo: "Si quieres servirme, sé simple y haz que tus actos igualen tus palabras. Doquiera estés y hagas lo que hagas, tu puedes ganar bendiciones y puedes proclamar mi gloria. Me entristece sobremanera el ver que las personas no tienen respeto por mi Hijo en la Sagrada Eucaristía y la forma en que oran mientras que su mente está en otras cosas. Le digo esto a todos los que dicen ser pios. Tu encontrarás obstáculos, serás terriblemente burlada y las personas dirán que estás loca. Pero no les prestes atención, se leal conmigo y yo te ayudaré." 

Sexta aparición, 1/7/1876: Nuestra Señora cruzó sus Manos sobre su pecho y sonrió dijo: "Permanece serena, hija mía. Ten paciência. Será difícil para ti, pero estaré contigo. Coraje, yo volveré." 

Séptima aparición, 2/7/1876: Nuestra Señora confió un secreto a Estelle. Ella cruzó las manos sobre su pecho y dijo: "Tu ya has proclamado mi Gloria. Sigue así. Mi Hijo tiene almas más unidas a Él. Su Corazón está tan lleno de amor por Mi Corazón, que nunca me puede negar nada por mi intercesión. Él tocará los corazones más duros. ¿No es tu sanación una gran evidencia de mi Poder? He venido especialmente por la conversión de los pecadores." 

Octava aparición, 3/7/1876: Nuestra Señora dijo: "Quiero que estés más calma, más en paz. No dije cuando volveria, ni día o hora, pero necesitas descanso. Yo vine para acabar la fiesta." 

Nona aparición, 9/9/1876: Nuestra Señora dijo: "Te engañaste a ti misma con una aparición para el 15 de Agosto porque no estabas calma. Tu tienes un verdadero carácter francês: desean conocer todo sin aprender y entender todo antes de saber. Yo podría haber venido a ti también, pero de nuevo tu desproveíste de ella. Yo esperaba por este acto de sumisión y obediencia. Durante mucho tiempo los tesoros de mi Hijo han sido abiertos. Que ellos oren.” Nuestra Señora tenía uno Escapulario de la Orden del Sagrado Corazón de Jesús en su pecho y dijo: "Yo amo esta devoción. Es aquí que seré honrada." 

Décima aparición, 10/9/1876: Nuestra Señora dijo: "Que las personas oren. Yo les doy el ejemplo." Entonces ella juntó sus Manos y desapareció. 

Undécima aparición, 15/9/1876: Nuestra Señora dijo: "Yo vi todos tus esfuerzos para mantenerte en paz y serena. Yo pido esto no sólo de ti, pero también pido a la Iglesia y a la Francia. En la Iglesia no veo mucha calma. Que rueguen y pongan su confianza en Mi. ¿Francia... ¿Yo hice todo lo que pude por ella! ¿Yo di muchas advertências, pero se niegan a escuchar! Ya no puedo detener a mi Hijo por más tiempo. La Francia sufrirá. Coraje y confianza. Yo dije todo eso anticipadamente. Pero apenas los que no creen, reconocerán más tarde la verdad que hay en mis palabras." 

Duodécima aparición, 1/11/1876: Nuestra Señora apenas miró a su alrededor y la vidente con bondad. 

Decimatercera aparición, 5/11/1876: Nuestra Señora dijo: “Yo te elegí. ¡Esto me hizo tan feliz! Yo elijo a los humildes para mi gloria. Ten fuerza. Tu tiempo de pruebas está por comenzar." 

Decimacuarta aparición, 11/11/1876: Estelle bordó uno Escapulario. Nuestra Señora se aparició y dijo: "Debes hacer muchos más.” Ella cubrió sus manos sobre su Escapulario y se fue. 

Decimaquinta y última aparición, 8/12/1876: Nuestra Señora dijo: "Hija mía. Recuerda de mis palabras. Repite todas estas cosas muy a menudo. Ellas te ayudarán durante tus pruebas y tribulaciones. Tu no me verás más. Estaré contigo, pero invisible. Yo te he elegido para proclamar mi gloria y para hacer conocer esta devoción.” Ella tenía el Escapulario em sus Manos y dijo: "Ven y bésalo." Estelle besó el Escapulario y La Virgen dijo: "Tu misma irás al Prelado y presentarás el modelo que tú has hecho. Dile que ayudarte y que me agrada ver todos mis hijos usando para reparar los ultrajes recibidos por mi Divino Hijo en el Sacramento de su amor. Ve las gracias que voy a derramar sobre todos que lo usen confiando en Mi y que divulgan esta devoción. Estas gracias vienen de mi Hijo. Yo las saqué de su Corazón. El no puede negarme nada.” Estelle preguntó: “¿Que debo poner en el reverso del Escapulario?” La Santísima Virgen respondió: "Yo reservé ese lado para Mi misma. Tu tienes mis pensamientos y la Santa Iglesia decidará. Coraje, si él prelado no hace lo que tu deseas, tu irás más adelante. No tengas miedo. Yo te ayudaré."

Promesas de Jesus acerca de la Santa Faz

Promesas de Jesus a los devotos de la Santa Faz. Él dijo a Sor Maria de San Pedro: “Imprimiré mi Imagen en ellos y los haré tan bellos como en las aguas del Bautismo. Mi Faz es el sello de la Divinidad que tiene la virtud de reproducir la imagen de Dios en el alma. Aquellos que por las palabras, oraciones o escritos defienden mi causa en el trabajo de reparación, sobre todo mis sacerdotes, serán defendidos por mí delante de mi Padre y les daré mi Reino. Como en un Reino que se puede conseguir todo lo que se desea con una moneda sellada con la efigie del Rey, así también en el Reino de los Cielos, ustedes obtendrán todo lo que desean con la preciosa moneda de mi Santa Faz. Los que en la Tierra contemplaren las Llagas de Santa Faz, contemplarán en el Cielo radiantes de gloria. Ellos recibirán en sus almas una irradiación luminosa y constante de mi Divinidad, que por su semejanza a mi Faz, brillarán con esplendor especial en el Cielo. Yo los defenderé. Yo los preservaré y les aseguraré la perseverancia final. Les concederé una contrición tan perfecta que sus pecados se cambiarán a Mi vista en joyas de oro precioso. Todos los que defiendan esta causa de reparación, por palabras, por oraciones o por escrito, recibirán defensa también en sus causas delante de Dios Padre a la hora de la muerte. Yo enjugaré la faz de sus almas, limpiando las manchas del pecado y devolviéndoles su primitiva hermosura. Por resemblanza de Mi Rostro, brillarán más que otros en la vida eterna y el brillo de Mi Rostro les llenará de alegria."

Mensajes de Jesús acerca de Santa Faz

Jesús dijo a Beata Maria Pierina de Micheli (1890-1945): 

(11/21/1938) "Miren cómo sufro. Sin embargo, soy entendido por muy pocos. Qué ingratitud por parte de aquellos que dicen que me quieren. He dado mi Corazón como un objeto sensible de mi gran amor por la Humanidad. He dado mi Santa Faz como un objeto sensible de mi Dolor por los pecados de la Humanidad. Deseo firmemente que mi Faz refleje los Dolores íntimos de mi Alma. Que el sufrimiento y el amor de mi Corazón sean más honrados! Quién mira a mí, ya me consuela.” "Ofrezcan incesantemente la mi Santa Faz a mi Padre Eterno. Esta oferta obtendrá la salvación y santificación de muchas almas. Si se hace por mis sacerdotes, se harán maravillas."

(5/23/1938) "Miren mi Faz y penetren en el abismo de dolor de mi Corazón. Consuélen me y busquen almas que se sacrifiquen por la salvación del mundo." 

(5/10/1944) "Querida hija, tantos pecados impuros se cometen en esta ciudad, pero las almas que verdaderamente hacen la reparación son pocas. Consuéle me y conforte me." 

(12/6/1942) "Estas espinas son las ofensas que cada día que recibo de los hombres. Estas espinas que brotan más Sangre son las ofensas que recibo de los sacerdotes y religiosos. Hay muchas almas que, bajo el manto religioso, esconden una vida mezquina sin prisa en el amor. Quiero muchas almas que me consuelan, muchas almas, muchas almas!"
Jesus dijo a Sor Maria de San Pedro (1816-1848): 

"Todas las personas que se dedican a esta obra de reparación a mi Santa Faz realizarán como Santa Verónica realizó. Yo les daré mi Faz adorable. En proporción a la atención que ustedes toman en la reparación de mi Faz desfigurada por las blasfemias, yo me haré cargo de los suyos desfigurados por el pecado.”

Apariciones del Ángel en Fatima

El Ángel de la paz se apareció en Fátima a los niños el 1916 antes de las apariciones de Nuestra Señora el 1917:

Primera aparición: El Ángel se apareció a Lucia, Jacinta y Francisco como un joven transparente, 14 años y más brillante que el cristal traspasado por los rayos del sol. El dijo: “No temáis. Soy el Ángel de la Paz. Orad conmigo.” Y arrodillado en tierra inclinó la frente hasta el suelo y dijo: “Dios mio, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.” Después de repetir esto tres veces, se levantó y dijo: “Orad así. Los corazones de Jesús y de María están atentos a la voz de vuestras súplicas.” Y desapareció.

Segunda aparición: El Ángel se apareció en casa de Lucia y dijo: “¿Qué estáis haciendo? ¡Rezad, rezad mucho! Los corazones de Jesús y de María tiene sobre vosotros designios de misericordia. Ofreced constantemente oraciones y sacrificios al Altísimo. De todo lo que pidiérais ofreced un sacrificio como acto de reparación por los pecados con los cuales Él es ofendido, y de súplica por la conversión de los pecadores. Sobre todo, aceptad y soportad con sumisión el sufrimiento que el Señor os envíe. Atraed así sobre vuestra patria la paz. Yo soy el Ángel de su Guarda, el Ángel de Portugal.” Y desapareció.

Tercera aparición: El Ángel se apareció teniendo en sus manos un Cáliz, sobre el cual estaba suspendida una Hostia, de la que caían gotas de Sangre al Cáliz. Dejando el Cáliz y la Hostia suspendidos en el aire, se postró en tierra y repitió tres veces esta oración: “Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios de la Tierra, en reparación por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Sagrado Corazón y del Corazón Inmaculado de María te pido la conversión de los pobres pecadores.” Después, levantándose, tomó de nuevo en la mano el Cáliz y la Hostia. Dió la hostia a Lucia y el contenido del Cáliz lo dió a beber a Jacinta y Francisco, diciendo: “Tomad y bebed el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo, horriblemente ultrajado por los hombre ingratos. Reparad sus crímenes y consolad a vuestro Dios.” De nuevo se postró en tierra y repitió por tres veces la misma oración y desapareció.

Apariciones de Ángeles aprobadas por la Iglesia

Haga clic para leer acerca de las apariciones de Ángeles aprobadas por la Iglesia: 

Mensajes de Nuestra Señora de Cuapa

Las apariciones y mensajes de Nuestra Señora en Cuapa, Nicaragua, fueron aprobadas oficialmente por la Iglesia en 1982. La Virgen se apareció a Bernardo Martínez (1931-2000). Bernardo era un simple campesino, pobre y humilde. Fue sacristán de la capilla y oraba el Rosario con los demás. Las apariciones se sucedieron en el bosque cerca de un río. Cuando las apariciones se sucedieron en 1980, Bernardo tenía 48 años y vivía solo. Fue ordenado sacerdote en 1995. Vea todos los mensajes de la Virgen de Cuapa: 

Primera aparición, 8 de mayo de 1980: Bernardo fue a pescar al río y oró el Rosario. A las tres de la tarde ve un relámpago y la Virgen se aparición vestida de blanco y dijo: “Vengo del Cielo. Soy la madre de Jesús. Quiero que recen el Rosario todos los días. No quiero que lo recen solamente en el mes de mayo. Quiero que lo recen permanentemente, en familia, desde los niños que tengan uso de razón. Que lo recen en una hora fija cuando ya no haya problemas con los quehaceres del hogar. El Señor no gusta de oraciones de forma ligera o mecánica, y por eso recen el Rosario con citas bíblicas y quería pongan la palabra de Dios en práctica. Ámense. Cumplan con sus deberes. Hagan la Paz. No solo pidan la paz al Señor, porque si ustedes no la hacen no habrá paz. Nicaragua ha sufrido mucho desde el terremoto. Está amenazada a sufrir más todavía. Seguirá sufriendo si ustedes no cambian. Reza, hijo mío, el Rosario por todo el mundo. Diles a creyentes y no creyentes que al mundo lo acechan graves peligros. Pido al Señor que aplaque su justicia. Pero si ustedes no cambian, abreviarán la venida de una tercera guerra mundial.” Bernardo dijo: “Señora, dígaselo a otra persona.” Nuestra Madre contestó: “No, porque el Señor te ha escogido a vos para que des el mensaje.” Bernardo no dijo a nadie acerca de la aparición durante ocho días. El 16 de mayo de 1980, cuando buscaba una ternera, la Virgen se aparició y dijo: “¿Por qué no has dicho lo que te mandé a que dijeras?” Bernardo respondió: “Es que tengo miedo. Tengo miedo de que se burlen de mí”. Y entonces la Virgen le dijo: “No tengas miedo. Yo te ayudaré. Dile al sacerdote.” 

Segunda aparición, 8 de junio de 1980: Bernardo fue al lugar de las apariciones, más la Virgen no se aparició allá. Pero a la noche, el tuvo un sueño y vio la Virgen. Ella mostró una multitud de personas con vestidos hermosísimos. Cantaban y tenían un gozo que yo jamás había visto. La Virgen dijo: “Mira. Éstas son las primeras comunidades cuando empezó el cristianismo. Son los primeros catecúmenos. Muchos de ellos fueron mártires. ¿Quieren ustedes ser mártires?¿Te gustaría a vos ser mártir?” Después, ella mostró otro grupo vestido de blanco con Rosarios luminosos en las manos. Después, un tercer grupo vestido de color café. Nuestra Señora dijo: “Estos recibieron el rosario de mano de los primeros.” Ella mostró un cuarto grupo vestido como nosotros vestimos. Bernardo dijo: “Señora con estos me voy porque están vestidos como yo.” Ella contestó: “No todavía te falta, tienes que decir a la gente lo que has visto y oído. Te he mostrado la gloria del Señor, y esto van a adquirir ustedes si obedecen al Señor, la Palabra del Señor, si perseveran en la oración del Santo Rosario y ponen en práctica la palabra del Señor.” 

Tercera aparición, 8 de julio de 1980: Nuestra Señora no vino al lugar de las apariciones, pero Bernardo tuvo un sueño con un Ángel que habló acerca de algunas personas que pidieron oraciones. Los eventos realmente se suciederon como el Ángel había dicho. 

Cuarta aparición, 8 de Septiembre de 1980: La Virgen Maria se aparició como nina de siete años. Bernardo la pidió para se dejar ver por otras personas. Ella dijo: “No. Basta con que vos les des el mensaje. Porque el que va a creer, con eso basta. Y el que no va a creer, aunque mire no creer.” Bernardo preguntó acerca del templo en honor de Nuestra Señora, a lo que respondió: “No. El Señor no quiere templos materiales. Quiere los templos vivos que son ustedes. Restauren el Sagrado Templo del Señor. En ustedes tiene el Señor todas sus complacencias. Ámense. Ámense unos a otros. Perdónense. Hagan la paz. No la pidan solo. ¡Háganla! En comunidad mediten las Bienaventuranzas.” 

Quinta aparición, 13 de Octubre de 1980: Bernardo pidió a la Señora que se dejara ver. Ella le dijo: “No todos pueden verme.” Bernardo seguía insistiendo. La Virgen dijo: “No.” Bernardo le dijo: “¡Que te miren para que crean! Porque muchos no creen. ¡Que te vean, Señora!” Ella se llevó las Manos al pecho en señal de dolor, como la imagen de la Dolorosa. Su rostro palideció. El manto le cambió a un color gris, puso el rostro triste y lloró y dijo: “Me da tristeza la dureza del corazón de esas personas. Pero ustedes tienen que orar por ellas para que ellas se cambien.” Bernardo le dijo que tenía muchas recomendaciones. Nuestra Madre respondió: “Me piden cosas sin importancia. Pidan fe para tener fuerza, y paciencia para llevar cada uno su cruz. Los sufrimientos de este mundo no se les pueden quitar. Los sufrimientos son la cruz que ustedes tienen que llevar. La vida es así. Hay problemas con el marido, con la esposa, con los hijos, con los hermanos. Hablen, platiquen, para que resuelvan los problemas en paz. No vayan a la violencia. Nunca vayan a la violencia. Pidan fe para tener paciencia. Ya no me verás más en este lugar.” Bernardo pidió: “¡No nos dejes, Madre mía!” Ella dijo: “No se aflijan. Yo estoy con ustedes, aunque no me miren. Soy la Madre de todos ustedes pecadores. Ámense unos a otros. Perdónense, hagan la paz. No vayan a la violencia. No vayan nunca a la violencia. Nicaragua ha sufrido mucho desde el terremoto y seguirá sufriendo si ustedes no cambian. Si ustedes no cambian abreviarán la venida de la Tercera Guerra Mundial. Reza, reza, hijo mío, por todo el mundo. Al mundo lo acechan graves peligros. Una Madre no olvida nunca a sus hijos; y yo no he olvidado lo que ustedes sufren. Soy la Madre de todos ustedes pecadores. Invóquenme con estas palabras: ‘Santísima Virgen Maria, Vos sos mi Madre, la Madre de todos nosotros pecadores.’” Y desaparició.

Aparicioens del Angel de la Guarda

Santa Gema Galgani (1878-1903) tuvo muchas aparicioens de su Angel de la Guarda. Él dijo: 

“Mira lo que Jesús ha sufrido por los hombres. Considera sus Heridas una por una. Es el amor lo que las abrió todas. Ve lo el pecado es horrible, ya que para expiarlo, tanto dolor y tanto amor han sido necesarios.” 

“Reeuérdate que los preciosos arreos que han de hermosear a una esposa de un Rey Crucificado, no pueden ser otros que las espinas y la cruz.” 

“¿Es así cómo se está en la presencia de Dios?” “Si Jesús te aflige en el cuerpo, lo hace para purificarte cada vez más en el espíritu: Procura ser buena.”

Mensajes de Nuestra Señora en Kibeho

Las apariciones y mensajes de Nuestra Señora de Kibeho fueron reconocidas por la Iglesia Católica el 2001. Kibeho es una pequeña ciudad en Ruanda, África. Nuestra Señora se apareció en Kibeho el 28/11/1981 hasta el 28/11/1989. Nuestra Señora se apareció a algunos jóvenes estudiantes en una escuela de Kibeho: Alphonsine Mumureke (17 años) tuvo apariciones el 11/28/1981 hasta el 11/28/1989. Anathalie Mukamazimpaka (18 años) tuvo apariciones el 1/12/1982 hasta el 3/12/1983. Marie Claire Mukangango (21 años) tuvo apariciones del 2/3/1982 hasta el 15/9/1982. Otros jóvenes fueron: Emanuel Segatashya (15 años), Vestine Salima (22 años), Kamagaju Agnes (22 años) y Stephanie Mukamurenzi (14 años). La Virgen tenía una belleza incomparable, un vestido blanco sin costuras, un velo también blanco en la cabeza, las Manos juntas a la altura del pecho, con los dedos hacia el Cielo. La Virgen dio muchos mensajes. Ella mostró el Cielo, el Infierno y el Purgatorio, la Pasión de Jesús y muchas otras cosas a los videntes.

Mensaje del 28/11/1982: Nuestra Señora llamada Alphonsine en el comedor de la escuela: “Hija mia.” "¿Quién eres?" "Yo soy la Madre del Verbo. Vengo a tranquilizarte porque he escuchado tus oraciones. Querría que tus compañeras tuvieran fé, porque no creen con suficiente fuerza."

Mensaje del 12/1/1982 a Anathalie: "Hija, estoy triste. Y lo que me hace triste es que envié un mensaje, y ustedes no lo recibieron en la forma que lo deseé." 

Mensaje del 1982 a Alphonsine: "Yo soy la Madre de Dios. Pero yo soy sencilla y humilde. Siempre estoy en el lugar donde ustedes se encuentran. Yo los amo tal como son. Yo nunca rechazo a mis hijos. Cuando un niño está sin miedo delante de su Madre, él dice todo lo que está en su corazón. Quedo muy agradecida por el hijo que se regocija conmigo. La alegría es el signo más hermoso de la confianza y del amor. Pocas personas entienden los misterios del amor de Dios. Dejen su Madre abrazar a todos sus hijos con amor, para que tengan confianza en sus más profundos anhelos. Yo llevo todos sus deseos a mi Hijo Jesús, su Hermano. Nadie debe tener miedo de su Madre. Yo soy su Madre. Ustedes no deben tener miedo de mí, pero ustedes deben amarme." 

Mensaje del 13/3/1982 a Anathalie: "Oren sin cesar, con todo su corazón. Llamen me cuando quieren. Entonces, ustedes realmente serán mis hijos." 

Mensaje del 20/3/1982: Nuestra Señora mostró a Alphonsine a un lugar con la gente en la desesperación y la lucha, otro lugar con las personas sólo en el dolor y el otro lugar con la gente en la felicidad y una hermosa luz. Nuestra Señora le explicó: "Este lugar es de los que tienen un corazón luminoso y vivo. El lugar donde las personas sufren, pero miran arriba con los ojos piadosos es donde los que estarán entre los elegidos en el futuro. El lugar donde las personas luchan es de los que experimentarán los tormentos eternos, sin la esperanza de obtener el perdón. Usted vio estas tres categorías. Espero que ahora hará todo lo posible para atraer las personas para el camino correcto. Yo los mostré para que ustede pueda aprender que la mejor vida que está por venir, después que el hombre sale de la Tierra. Y en verdad, vivir cómodamente en esta vida sin preocuparse por el Creador y su voluntad, es una pérdida de tiempo."

Mensaje de 1982: "Yo he venido a prepararle el camino a mi Hijo, para vuestro bien, y ustedes no quieren comprender. El tiempo que resta es poco y ustedes están como distraídos y ausentes. Están concentrados en las cosas de este mundo, que son pasajeras. Yo vi muchos de mis hijos perderse y vine para mostrarles el camino verdadero." 

Mensaje del 27/3/1982 a Marie Claire: "Quien me busca, me encuentra! Si ahora estoy recurriendo a la parroquia de Kibeho, no quiere decir sólo para Kibeho, o para la diócesis de Butare o para Ruanda, o para el conjunto de África. Estoy preocupada para convertir a todo el mundo todo. El mundo está malo. El mundo se precipita para su ruina. Está a punto de caer en un abismo. El mundo está en rebelión contra Dios. Muchos pecados se cometen. No hay amor ni paz. Si ustedes no se arrepienten y convierten sus corazones, caerán todos en un abismo." 

Mensaje del 1982: "El mundo vive actualmente en una terrible situación moral. Los hombres no oran lo suficiente y muchos no oran como es debido. Es necesario orar por la conversión y cambio de vida y ir a los Sacramentos, especialmente el Sacramento de la Confesión. Despeguense de las cosas de la Tierra y busquen las cosas del Cielo. Humillense delante de Dios. Que la paz, la misericordia y el amor fraternal reinen entre ustedes." 

 Mensaje del 2/4/1982 a Marie Claire: "Arrepiéntanse, arrepiéntanse, arrepiéntanse! Cuando les digo esto, me dirijo también a todos los demás. Los hombres de nuestro tiempo han vaciado cada cosa de su verdadero significado. Ellos cometen una falta y no reconocen que hicieron mal. Mediten sobre la Pasión de Jesús y en los Dolores profundos de su Madre. Oren el Rosario todos los días, y también el Rosario de los Siete Dolores de María, para obtener el favor de arrepentimiento." 

Mensaje del 15/4/1982 a Anathalie: "El mundo va mal. Si ustedes no hicieren nada para arrepentirse y renunciar a sus pecados, ¡ay de ustedes! Esto es exactamente lo que sigue me haciendo daño, porque quiero salvarlos de un abismo, para que no caigan. Pero ustedes se niegan. Por eso, redoblen la oración por el mundo para reducir los pecados y alcanzar el perdón para aquellos que desean. ¿Cómo puedo estar alegre cuando veo a mis hijos jugando en el punto de caer y se perder en el abismo? Vengo para decir un mensaje que pide una vez más lo que ustedes se olvidaron, pero que se niegan a aceptar. En este momento, yo sufro mucho, pero soporto todo con paciencia." 

Mensaje del 15/5/1982 a Anathalie: "El camino al Cielo siempre conduce a través del sufrimiento. Un verdadero hijo de María no puede ser separado del sufrimiento." 

Mensaje del 31/5/1982 a Marie Claire: "Lo que les pido es el arrepentimiento. Si oraren este Rosario de los Sete Dolores tendrán la fuerza suficiente para arrepentirse. Hoy en día, muchas personas no saben más como pedir perdón. Ellas clavan de nuevo él Hijo de Dios en la Cruz. Así, yo quise venir a ustedes para les recordar, sobre todo aquí en Ruanda, porque aquí encontré personas humildes que no están apegadas a la riqueza, ni dinero." 

Mensaje del 5/8/1982 a Anathalie: "Me dirijo a ustedes, pero ustedes no me escuchan. Quiero levantarlos, pero ustedes siguen derribados. Yo los invito, pero se hacen sordos. Cuando harán lo que pido? Ustedes siguen indiferentes a todos mis llamados. ¿Cuando entenderán? ¿Cuando tendrán interés en lo que quiero decir? Yo les doy señales, pero ustedes permanecen incrédulos. ¿Hasta cuándo estarán sordos a mis llamamientos?" 

Mensaje del 1982: "No queda mucho tiempo para prepararse para el juicio final. Deben cambiar sus vidas, renunciar al pecado. Oren y prepárense para su propia muerte y para el fin de los tiempos. Deben prepararse, mientras aún queda tiempo. Aquellos que hagan el bien, irán al Cielo. Si hacen el mal, se condenarán a sí mismos sin oportunidad de apelación alguna. No pierdan tiempo y empiecen ya mismo a orar y hacer el bien. No queda mucho tiempo, y Jesús está volviendo.”

Mensaje del 1982 a Alphonsine: "Vengo a invitarlos a prepararse para la venida de mi Hijo. Ustedes tienen que sufrir con Jesús, orar y ser apóstoles para preparar su venida."

Mensaje del 1982 a Marie-Claire: "Sus corazones están endurecidos. El mundo va mal, hijos míos. Ustedes necesitan mortificar para ayudar a Jesús a salvar al mundo."

Mensaje del 15/9/1982 a Marie Claire: "¿Por qué algunas personas no creen que yo vine para convertir el mundo? Yo estoy les pidiendo para corregirse, pero ustedes se niegan."

Mensaje del 2/3/1983 a Anathalie: "Ustedes deben ser celosos en la fe con una oración sincera y perseverante. Satanás no ataca a aquellos que no son verdaderos cristianos y los que no me aman. Él se enfurece contra ustedes debido a que muchas personas en su comunidad me aman. Pero no teman, porque yo estoy con ustedes para protegerlos."

Mensaje del 2/4/1983 a Anathalie: "Cuando yo muestro las flores, hablo acerca de las personas. Estas flores coloridas son como las personas. Todas las personas son diferentes según sus obras. Cada persona sigue su propio camino y tiene una cruz para llevar. Todos son guiados por Jesús y yo. Cuando las personas mueren, las almas que hicieron el bien se unen, pero son diferentes debido a la trayectoria que siguieron en la Tierra. Por lo tanto, yo mostré las flores de varios colores que viven en el jardín de mi Hijo. Usted tiene que amar el camino que llevo, porque él te llevará a ese campo de flores, de modo que usted se convierta en uno de ellos. Yo muestro a menudo el lugar donde descansan los que hicieron el bien y dónde están los que actúan mal. Ustedes pueden elegir!" 

Mensaje del 25/6/1983 a Alphonsine: "Lloro porque las personas están en un estado crítico y no puedo contener las lágrimas de compasión por ustedes. Yo abrí la puerta, pero las personas no quieren entrar. Vi que el mundo estaba casi moribundo. Y cuando yo llego para ayudar, ustedes se niegan. No te preocupes, hija mía! Ellos querrán escuchar lo que usted dice cuando ya será demasiado tarde y no tendrán nada para salvarse. Y los que no escuchan el mensaje que transmite, ¿qué esperan? ¿Qué aguardan? ¿No veen que el tiempo es pronto?" 

Mensaje del 6/7/1982 a Anathalie: "Yo hago lo que quiero y como quiero! Cada uno será recompensado según sus obras. Si usted siempre recibe mi voluntad, será recompensada y se alegrará más que otros! Cada uno tendrá una recompensa que yo reservé. Por lo tanto, ore mucho por el mundo porque él está muriendo. Ore sin cesar. Esta es la obra que te transmito en esta condición de sufrimiento. Tienes que orar tres Rosarios al día. Mientras que usted está en la Tierra, debe contribuir para la salvación de muchas personas casi caídas en el abismo. Yo te invito a sacarlas de allí, ayudando a mí." 

Última aparición y mensaje del 28/11/1989 a Alphonsine: "Hijos míos! Ustedes que vinieron de lejo, transmitan este mensaje. María no abandonará a aquellos que vienen aquí. El hijo de María no se separará de la cruz, sino que tendrá en su corazón, como yo conservé el sufrimiento en mi Corazón. ¿Oren, oren, oren! No se preocupen por los que dicen que pierden su tiempo y que son perezosos. Ustedes que oran, tendrán la recompensa. Ustedes serán felices! Sigan el Evangelio de mi Hijo, triste por aquellos que le desprecian. Mi Hijo sufrió. Persiguieron y le hirieron. Pero esto no le impidió ser el Rey del Cielo y la Tierra. Hijos míos, yo bendigo a todos ustedes como son. Les doy mi bendición, no sólo para los que vinieron a Kibeho, pero para todo el mundo. Ustedes enfermos con diversas enfermedades incurables, no se olviden que la curación del alma es más importante. Jesús sufrió mucho en la Cruz. Ustedes tienen que sufrir. Un buen corazón tiene más valor que todo el resto. No hay mayor riqueza que un corazón puro. No hay nada más hermoso que un corazón puro que ofrece su sufrimiento a Dios. Ofrezcan, ofrezcan sus corazones. Que el cuerpo no los haga olvidar la vida espiritual. Ustedes encuentran todo tipo de dificultades en la vida. Si ellas persisten, es necesario presentarlas como ofrenda. Un sacrificio es pedido para todos los cristianos. Ustedes que tienen dificultades en sus familias, recuerden de la Sagrada Familia de Nazaret, que vivió en la pobreza extrema. Sin la ayuda de las personas en su sufrimiento, pongan la Sagrada Familia como su patrona. Dios es más grande que cualquier mal en el mundo. No se olviden de eso. Vivan en el medio de las dificultades del mundo de hoy fieles a sus compromisos. Ustedes religiosos consagrados a Dios, esta condición de vida es siempre exigente y ardua. Ustedes deben ser fieles. Ustedes sacerdotes que ofrecen el Sacrificio de Jesús, ofrezcanse. Yo los amo. Yo los amo. Yo los amo mucho. No se olviden nunca. El amor que te tengo por ustedes me hizo venir entre ustedes. Ustedes jóvenes: tomen en serio la vida. Ustedes son el futuro. No echen a perder su futuro. Oren, oren, oren y sigan el Evangelio de mi Hijo, triste por aquellos que le menosprecian. Todos los gobiernos que tienen el poder para representar a tanta gente. No maten, sino salven. No sean codiciosos. Sepan compartir con los demás. No sean infieles traicionando a la palabra de aquellos que les apoyaron. Hijos míos, yo no tengo intención de quedarme ustedes durante más tiempo, porque yo comuniqué lo esencial y lo que todavía espero de ustedes. Quiero repetir una vez más, ¿que estoy feliz por ustedes! Estoy feliz por los frutos que se producen a partir de mi venida a Ruanda. No se preocupen por las desgracias que acontecen, porque nada es más fuerte que el propio Dios. Ustedes tienen que aceptar correctamente sin lamentar. Ahora, hijos míos, yo también escucho todas las sus oraciones. Sé que preocupanse de tomar viajes largos para venir a mí. Por eso, en este breve momento que estamos juntos, digan todas las sus necesidades para mí. Hijos míos, yo les digo adiós! Yo los amo, amo, amo mucho! Pero ¡ay de aquellos que son indiferentes a este amor que prometí y expresé. Yo vine porque ustedes necesitaron. Adiós."

En la aparición del 19/8/1982, Nuestra Señora mostró un rió de sangre, muchos cuerpos abandonados y decapitados. En la guerra de Ruanda en los años de 1994 y 1995, de los hutus contra los tutsis, fueron asesinadas 800.000 personas. Las personas se mataron unas a otras. Los cuerpos fueron echados a los ríos, llenos de sangue, y otros fueron decapitados. Marie Claire fue asesinada en la guerra de 1994 en la ciudad de Byumba, con su marido. Emmanuel también murió en Kigali. Vestine murió por causa de enfermedad cardiovascular. Agnes vive en Ruanda. Alphonsine vive en Abidjan, Costa de Marfil, como religiosa. Anathalie vive en Kibeho.

Oración de Santa Gema Galgani

Oración de Santa Gema Galgani (1878-1903):

“Aquí me tenéis postrada a vuestros Pies Santísimos, mi querido Jesús, para manifestaros en cada instante mi reconocimiento y gratitud por tantos y tan contínuos favores como me habéis otorgado y que todavía queréis concederme. Cuántas veces os he invocado, ¡oh Jesús!, me habéis dejado siempre satisfecha. He recurrido a menudo a vos, y siempre me habéis consolado. ¿Cómo podré expresaros mis sentimientos amado Jesús? Os doy gracias ... pero otra gracia quiero de Vos. ¡Oh, Dios mío! , si es de vuestro agrado... (Pedir la gracia) Si no fuérais Todopoderoso no os haría esta súplica. ¡Oh Jesús, tened piedad de mí! Hagase en todo vuestra santísima Voluntad. Amén.”

Apariciones de Nuestra Señora aprobadas

Haga clic para leer las apariciones y mensajes de Nuestra Señora aprobadas por la Iglesia:

Apariciones de Guadalupe, 1531:
Apariciones de Akita, 1973:
Apariciones de Banneux, 1933:
Apariciones en Cernusco, 1924:
Aparición de La Salette, 1946: 
Apariciones de Garaison, 1515: 
Apariciones de Laus: 
Apariciones de Paris: 
Apariciones de Knock: 
Apariciones de Pontmain, 1871: 
Apariciones de Gietrzwald, 1877: 
Apariciones de Bouchard, 1947: 
Apariciones de Champion:
Apariciones de Tre Fontane:
Apariciones de Amsterdam, 1945-1954: 
Apariciones de Betania, 1976-1989:

Estas apariciones aguardan aprobación, pero tienen muchos milagros y gracias:

Apariciones de Divinópolis, 2001-2008:
Apariciones de Ghiaie di Bonate, 1944: 
Apariciones de Montichiari, 1947:
Apariciones de Medjugorje, 1981-

Mensajes de Nuestra Señora de Beauraing

Beauraing es una pequeña ciudad de la Bélgica. Nuestra Señora se apareció 33 veces en frente de una escuela. Todos los mensajes de Nuestra Señora de Beauraing fueron sólo frases cortas, pero de gran importancia. Estas apariciones fueron reconocidas por la Iglesia en 1949. Vea todas las 33 apariciones y mensajes de Nuestra Señora de Beauraing:

Primera aparición, 29/11/1932: Por la noche, a las 18:30 Hrs., Fernande Voisin, (15 años) y su hermano Albert Voisin (11 años) fueron para buscar a su hermana Gilberte Voisin (13 años) en la escuela de las Hermanas de la Doctrina de Cristo. Estaban con las amigas Andrée Degeimbre (14 años) y su hermana Gilberte Degeimbre (9 años). Había un puente, un jardín y algunos árboles en frente de la escuela. Mientras tanto, Albert ve a la Virgen cerca del puente. Él le dice a las niñas, pero ellas no creen. Él niño continúa mirando. Por lo tanto, ellas miran y también veen la aparición. Las niñas asustan y llaman a la puerta de la escuela. Hermana Valerie llega para ver. Los niños muestran donde está la Virgen, pero hermana no ve y dice que es una tontería. Pero Gilberte Voisin llega y también ve la aparición. Todos vuelven a casa preocupados y dicen lo que sucedió a sus familias. Ellos no creen.

Segunda aparición, 30/11/1932: En la misma hora, los niños vuelven a la escuela para buscar a Gilberte y la Virgen se aparece por un momento cerca de un arbusto espinoso. Ella no dice nada, sólo sonríe. Nuestra Señora viene como una joven hermosa de unos 20 años, los labios y la piel color rosa, las cejas negras. Ella tiene un vestido blanco con tonos de color azul y un velo blanco sobre la cabeza. Ella tiene las Manos entrelazadas y los ojos azules. Rayos finos y dorados salen de la cabeza formando una corona.

Tercera, cuarta, quinta y sexta apariciones, 1/12/1932: Nuestra Señora se aparece de nuevo por encima del puente, pero desaparece para reaparecer en el arbusto. Ella desaparece y reaparece de nuevo bajo del árbol de espino. Ella sonrió a los niños, pero no dijo nada.

Séptima aparición, 2/12/1932: Albert le pregunta: "Usted es la Virgen Inmaculada?" Nuestra Señora asintió con la cabeza. Los niños también preguntan: "¿Qué usted quier?" La Señora dice: "Sean siempre sabios." Los niños responden con humildad: "Sí, seremos siempre sabios."

Octava aparición, 2/12/1932: En esta noche, a las 9:00 Hrs, los niños regresan. La Señora se aparece y le pregunta: "¿Ustedes serán siempre sabios?" Los niños responden: "Sí, seremos siempre buenos.”

Nona aparición, 4/12/1932: Nuestra Señora se apareció con las Manos juntas. Ella mira al cielo y los niños. Las multitudes van a Beauraing para las apariciones.

Décima aparición, 4/12/1932: Nuestra Señora regresa en esta noche, a las 21:00 Hrs., y los niños preguntan: "Si usted es la Virgen María, pedimos que sane a nuestro pequeño amigo José y él tío de Andrée." Pero la Virgen no responde. Los niños preguntan: "¿Qué día debemos volver?" Ella responde: "El día de la Inmaculada Concepción." Ellos preguntan: "¿Debemos construir una capilla?" Ella dice: "Sí." 

Undécima aparición, 5/12/1932: Los niños piden un milagro durante el día, pero la Virgen no responde. Ellos preguntan cuándo deben volver. La Virgen respondió: "Esta noche." 

Duodécima aparición, 5/12/1932: Esta noche, la Virgen se apareció otra vez a las 21:00 Hrs. con las Manos entrelazadas y miró al cielo. Después, ella abrió los Brazos.

Decimatercera aparición, 6/12/1932: Nuestra Señora sostiene un Rosario por primera vez, pero no da mensaje. Los niños fueron interrogados durante todo el día y parecieron muy simples y sinceros.

Decimacuarta aparición, 6/12/1932: Los niños fueron presionados durante todo el día por cuestionamientos. Nuestra Señora volvió y sólo dijo: "Vengan el día de la Inmaculada Concepción." 

Decimaquinta aparición, 7/12/1932: La Virgen miró al cielo otra vez durante la aparición. Grandes multitudes oran durante las apariciones. 

Decimasexta aparición, 8/12/1932: Los niños entran en éxtasis durante un cuarto de hora. En este día de la Inmaculada Concepción, Nuestra Señora estaba muy hermosa. Ella no dijo nada, pero estaba más brillante que los demás días. Miles de personas estaban presentes. En los cuatro días siguientes, los niños y muchas personas fueron al lugar de las apariciones, pero la Virgen no se apareció. 

Decimaséptima aparición, 13/12/1932: Nuestra Señora volvió a aparecer, pero no dio mensaje. 

Decimaoctava aparición, 14/12/1932: Nuestra Señora sonrió y miró a sus videntes llena de bondad. La personas querían sus apariciones, pero ella no volvió en los dos días siguientes. 

Decimanovena aparición, 17/12/1932: Los niños preguntan: "A petición del clero, le pedimos que lo que quiere de nosotros." La Virgen le dice: "Una capilla." Los videntes dicen: "Sí, vamos construir aquí." 

Vigésima aparición, 19/12/1932: Nuestra Señora se aparece otra vez en silencio, sonriendo, mirando el cielo y el pueblo. 

Vigésima primera aparición, 20/12/1932: Nuestra Señora estaba alegre y sonriente. Las personas esperan un mensaje espectacular, pero ella no dijo nada. 

Vigésima segunda aparición, 21/12/1932: Los videntes dicen: "Díganos quién es usted." Nuestra Señora dice: "Yo soy la Virgen Inmaculada."

Vigésima tercera aparición, 22/12/1932: La Virgen vino en silencio con las Manos cruzadas y un Rosario en el Brazo. Ella abrió sus Brazos antes de desaparecer. 

Vigésima cuarta aparición, 23/12/1932: Fernande pregunta: "¿Por qué usted aparece en Beauraing?" Ella responde: "Para que se vengan aquí en peregrinaciones." Los niños preguntan: "¿Nos dará una señal?" Nuestra Señora no responde. 

Vigésima quinta aparición, 24/12/1932: Muchas personas están presentes en la ciudad durante el día. Ellos esperan una señal en el cielo, pero la Virgen no dio mensaje en este dia y no volvió en los dos días siguientes. 

Vigésima sexta aparición, 27/12/1932: Muchas personas no entienden la forma de las apariciones. Nuestra Señora regresó esa noche, pero no dio otro mensaje y no explicó sus apariciones. 

Vigésima séptima aparición, 28/12/1932: Nuestra Señora advirtió: "Luego será la mi última aparición. Luego apareceré por la última vez." 

Vigésima octava aparición, 29/12/1932: Cuando Nuestra Señora abrió sus Brazos, había un Corazón de oro y rodeado por pequeñas rayas en el pecho. Ella volvió con su Corazón de Oro en los días siguientes. Nuestra Señora de Beauraing é conocida como la Virgen del Corazón de Oro. 

Vigésima novena aparición, 30/12/1932: Nuestra Señora dice: "Oren, oren mucho." 

Trigésima aparición, 31/12/1932: La Señora volvió, pero no dio mensaje. 

Trigésima primera aparición, 1/1/1933: Nuestra Señora dice: "Oren siempre." 

Trigésima segunda aparición, 2/1/1933: Nuestra Señora nos advierte: "Mañana, hablaré una cosa para cada uno por separado." 

Trigésima tercera y ultima aparición, 3/1/1933: Nuestra Señora dijo un secreto a Albert, Gilberte Degeimbre y Gilberte Voisin. Después, dijo a Gilberte Voisin: "Yo convertiré a los pecadores." Ella dijo a todos: "Yo soy la Madre de Dios, la Reina del Cielo. Oren siempre." Nuestra Señora le dijo a Fernande Voisin: "¿Usted ama a mi Hijo? ¿Usted me ama? Sacrifiquese por mí. Adiós."